Escribiendo cartas a mi diabetes…

De vez en cuando… me siento a tomar café con mi diabetes, y mantenemos charlas profundas… esta ocurrió algunos años atrás, pero siempre se mantiene actual!!

Querida Diabetes:

Como la primavera llegaste hace 36 años a mi vida, justamente un 21 de Septiembre… con los árboles en flor del hemisferio Sur. Metafóricamente “floreciste” en mi… aunque en un primer momento la sensación fue haber caído en algún área de catástrofes, donde la única damnificada era yo.

Nuestra relación fue difícil en un principio… y después del principio… también “cada tanto”…. luego fue mejorando con el tiempo hasta llegar a comprendernos y respetarnos mutuamente.

Copia de DSC01997

Parecía una relación AMOR-ODIO, de la que solamente distaba “UN PASO”… pero lo que si quedó claro desde un principio es que se produjo un hito en mi Historia de vida… Pilar se vio transformada por ti, y siempre lo repito: GRACIAS A TI SOY LA QUE SOY .

A través tuyo descubrí que la vida podía tener otros matices, que yo misma podía siempre MÁS … hasta crecí espiritualmente, buscando respuestas a mis preguntas y acercándome a mis propios límites desde la ”piel hacia adentro”.

Experimenté… Sentí… lloré… me equivoqué… me seguí equivocando… aprendí… revertí… compartí… ¡cuántas emociones me hiciste sentir!Te adopté como un “Camino”… y aprendí a preguntarme “Para qué a mi?” en lugar del gastado “Porqué a mi?”… la primera pregunta me cambió el horizonte y así pude entender que para algo me había tocado a mi ser diabética… alguna enseñanza tenía que encontrar en la vida que me explicara el sentido de ser de mi enfermedad. Y creo que encontré esa enseñanza.. o al menos puedo decir que sigo encontrando enseñanzas a través tuyo, pues gracias a ti crecí interiormente como persona, me sensibilicé con la esencia y el padecimiento de una enfermedad crónica que afecta a tantas personas en el mundo, y que marca un camino en cada uno.

Como en toda relación afectiva, hemos sido amigas, nos hemos peleado y hemos ido cada una por un lado… hemos sido cómplices (aunque yo siempre llevaba las de perder!!) y cuando me mentía a mi misma tú siempre aparecías para recordármelo!… contigo aprendí que solamente YO PUEDO ocuparme de mi vida… que nadie más lo hará ni podrá hacerlo… que nuestra buena convivencia parte de un montón de normas y preceptos que debemos respetar para después poder gozar de los beneficios.
Dulce compañera, muchas veces la VIDA nos encuentra tomando el café juntas, y ella se une a nuestra conversación, porque VIDA es nuestra mejor amiga, y JUNTAS formamos un trío perfecto. Es como si mirándote fijo a tus ojos, pudiera entender mejor lo que pasa en nuestra AMIGA VIDA… sorprendente verdad? Al igual que cuando los que más nos quieren nos miran a los ojos, son capaces de ver cómo va NUESTRA VIDA Y NUESTRA DIABETES!!!
SIEMPRE “ESTAS EN MI”… Y siempre mantengo una misión: ayudar a otros a verte de otra manera, aunque se trate de una “ocupa” que llegó sin invitación a nuestras vidas… estás! y está claro que es mejor tenerte “como amiga”
La vida con diabetes es posible.
Los límites los ponemos nosotros… Pero podemos pensar de otra manera, siempre nuestra actitud frente a la enfermedad es la misma actitud que asumimos frente a la vida.
A vivir entonces!!!
CON CARIÑO PILAR
Entrevista realizada en diabetesaldia.com y actualizada HOY POR MI

Nace el primer documento de consenso multidisciplinar sobre diabetes tipo 2 y obesidad en España

“El 80 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 son obesos o tienen sobrepeso, y este hecho condiciona claramente su respuesta al tratamiento y su esperanza y calidad de vida”, así explica el Dr. Fernando Gómez Peralta, endocrinólogo del Hospital General de Segovia y secretario de la Sociedad Española de Diabetes (SED), los motivos que han llevado a las ocho sociedades científicas implicadas en el manejo de esta patología a realizar el I Consenso Español sobre Diabetes tipo 2 y Obesidad. “La multidisciplinariedad es muy importante. La complejidad de este síndrome, cuyas complicaciones pueden aparecer en casi todos los órganos, hace necesario su manejo y prevención desde los médicos de Atención Primaria hasta los especialistas”, asegura este experto.

http://www.europapress.tv/videocomunicados/267481/1/consenso-diabetes-tipo-obesidad-facilitara-eleccion-terapeutica-cada-paciente.html

Este consenso, en cuya difusión está colaborando AstraZeneca y fue presentado durante el encuentro ‘Diabetter’ organizado el pasado fin de semana por esta compañía farmacéutica, “ofrece información dirigida a los profesionales para utilizar los fármacos y las medidas más convenientes de estilo de vida. También ofrece propuestas para que el sistema de salud incluya ciertas estructuras y recursos humanos y materiales con el fin de ofrecer educación terapéutica para la obesidad, educación nutricional y todos los medios necesarios para abordar este problema de una forma efectiva”, explica el Dr. Gómez Peralta.

Gracias a este documento, los profesionales sanitarios podrán disponer de un algoritmo que les ayude a tomar decisiones terapéuticas para el manejo de las personas con diabetes y obesidad. En él pueden encontrar una jerarquía o árbol de decisión sobre las opciones terapéuticas disponibles, priorizando aquellas con efectos positivos en el peso de los pacientes. En este sentido, “los nuevos medicamentos evitan situaciones problemáticas para el paciente que recibía los tratamientos previos. Estas nuevas terapias mejoran el control de la glucosa, tanto o más que las anteriores, pero no se asocian ni a ganancia de peso ni a las temidas hipoglucemias”, asegura el Dr. Pedro Mezquita, endocrinólogo adjunto en el Complejo Hospital Torrecárdenas en Almería y miembro del grupo de diabetes mellitus de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

Aumento de la diabetes tipo 2

Encontrar estrategias terapéuticas para el tratamiento de la diabetes tipo 2 se ha convertido en una prioridad para los profesionales sanitarios, ya que su prevalencia está aumentando en los últimos años. “En el último estudio publicado en el año 2012, la prevalencia en España era del 13,8% –en años anteriores estaba en torno al 10%–. Este aumento probablemente se deba a causas ambientales ya que, aunque el componente genético se mantiene estable, hay una mayor exposición tanto a una alimentación inadecuada como al sedentarismo, ambos asociados a la ganancia de peso. Este aumento de la tasa de obesidad explica en gran medida la epidemia de diabetes tipo 2 que está ocurriendo en España y a nivel mundial”, asegura el Dr. Mezquita.

Playa y catéteres
Por Aurora Torralba

Mi viaje a la playa ha sido corto pero intenso, ahora disfrutando de unas merecidas vacaciones os voy a contar mi experiencia en la playa, más concretamente en Peñíscola.

Decidí no quitarme ni bomba ni sensor para ir a la playa y así probar qué tal funcionaba este sistema en el mar, como además se trataba de levante no había riesgos de olas que hicieran que mi 640g desapareciese en el agua.

El sábado pasé el día entero al sol y a remojo, aún habiéndome echado crema solar, me quemé pero bien pero tanto el catéter de la bomba como el del Enlite, el sensor, se quedaron en su sitio.

¿Quién fue por tanto el gran enemigo de las vacaciones? efectivamente, ¡el sudor! Ahí no hay quien pegue nada, justo me tocó el sábado hacer el cambio de sensor, y ni aún poniendo dos apósitos transparentes de los que vienen y un apósito extra que le puse por encima hubo manera de que lo resistiera.

Por cierto, este es el resultado de quemarse con todo el equipo puesto

2015-07-18-19-03-52

Ya que el domingo regresábamos a Madrid, mi solución fue quitarme el sensor el domingo por la mañana y dejármelo para ponérmelo en Madrid con su característico clima seco.

Como llegué por la noche y sabía que a las 2 horas de ponerme el nuevo Enlite me pediría calibrarlo, decidí no ponérmelo y esperar a la mañana, el resultado ha sido levantarme con 52, que he solucionado rápidamente con un zumo.

Ha sido también una manera de ponerme a prueba, he de confesar que la decisión de no ponerme un nuevo sensor fue parecida a la que se siente cuando te dejas el glucómetro en casa, me hice más controles de lo normal y realmente estaba en niveles muy buenos, pero noté un poco como si me faltase algo.

Ya he vuelto al Sistema Integrado y todo vuelve a “la normalidad”, pongo las comillas porque realmente esto se trata de una normalidad transitoria hasta que acaben estos 64 días.

La hiperglucemia podría aumentar el riesgo de Alzheimer La resistencia a la insulina puede inhibir la señalización entre las neuronas y afectar a la memoria.

La hiperglucemia podría aumentar el riesgo de Alzheimer
La resistencia a la insulina puede inhibir la señalización entre las neuronas y afectar a la memoria.

El azúcar alto en sangre (hiperglucemia) asociado con la prediabetes podría aumentar el riesgo de enfermedad de Alzheimer, sugiere un estudio reciente.Los investigadores encontraron que la resistencia a la insulina, unos niveles más altos de lo normal de azúcar en sangre que a veces antecede a la diabetes tipo 2, se relacionaba con un peor rendimiento en pruebas de la memoria de los adultos de mediana edad tardía.

“Los hallazgos son interesantes porque las personas con diabetes están en un riesgo más alto de contraer enfermedad de Alzheimer, pero solo ahora nos enteramos del motivo de que quizá tengan un mayor riesgo”, dijo la investigadora líder, Barbara Bendlin, profesora asistente de medicina de la Universidad de Wisconsin en Madison.

Los resultados del estudio sugieren que la resistencia a la insulina podría aumentar el riesgo de enfermedad de Alzheimer al alterar la forma en que el cerebro utiliza el azúcar (glucosa), que es su principal combustible, dijo.

Pero “al alterar la resistencia a la insulina en la mediana edad, quizá sea posible reducir el riesgo futuro de enfermedad de Alzheimer”, planteó Bendlin. Los medicamentos y un estilo de vida saludable son formas posibles de lograrlo, dijo.

Según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association), 29.1 millones de estadounidenses sufren de diabetes, y más de la mitad de los adultos mayores de 64 años tienen prediabetes. Una mala dieta, la obesidad y los estilos de vida sedentarios se asocian con la resistencia a la insulina, anotó Bendlin.

“Unos estilos de vida más saludables podrían contribuir a un envejecimiento con un cerebro más sano, al reducir la resistencia a la insulina”, señaló Bendlin.

Un experto advirtió que tener prediabetes, o resistencia a la insulina, no significa que uno esté condenado a contraer Alzheimer, la forma más común de demencia.

Este estudio muestra que la resistencia a la insulina podría empeorar el funcionamiento mental, y que tal vez se vincule con un uso reducido de la insulina en áreas del cerebro asociadas con la enfermedad de Alzheimer, pero esto no significa que la resistencia a la insulina conduzca al Alzheimer, aclaró el Dr. Luca Giliberto, investigador del Centro de Investigación para el Estudio de la Enfermedad de Alzheimer Litwin-Zucker, del Instituto Feinstein de Investigación Médica en Manhasset, Nueva York.

“No sabemos qué causa la enfermedad de Alzheimer”, dijo Giliberto, que no participó en el estudio. “No sabemos si reducir el azúcar en sangre prevendrá el Alzheimer”.

Para el estudio, el equipo de Bendlin administró pruebas de memoria a 150 adultos sin deterioro mental, con una edad promedio de 61 años. Los investigadores también midieron la resistencia a la insulina, y sometieron a los participantes a una TEP del cerebro.

Más de dos tercios de los participantes tenían un padre que sufría de Alzheimer, alrededor del 40 por ciento portaban una mutación genética asociada con el riesgo de Alzheimer, y más o menos el 5 por ciento sufrían de diabetes tipo 2, según el estudio.

Los investigadores encontraron que la resistencia a la insulina se asociaba con un peor procesamiento del azúcar en todo el cerebro. Se vinculó un peor rendimiento de la memoria inmediata con un metabolismo más bajo del azúcar en el lóbulo temporal medial izquierdo, dijeron los autores.

El informe se publicó en línea el 27 de julio en la revista JAMA Neurology.

El Dr. Sam Gandy, director del Centro de Salud Cognitiva del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, dijo que parece que podría haber una diferencia “entre la demencia relacionada con la diabetes en toda regla, que parece ser principalmente una demencia provocada por el endurecimiento de las arterias en el cerebro, y el impacto mental de la resistencia a la insulina, que algunos investigadores creen que se asocia con el Alzheimer”.

En el cerebro, la insulina ayuda a transmitir mensajes entre neuronas, anotó.

“Hace mucho que pensamos sobre el Alzheimer como una enfermedad de señalización defectuosa en el cerebro”, dijo Gandy, que no participó en el estudio. “Es concebible que también haya una enfermedad de señalización defectuosa de la insulina, lo que este trabajo respalda”.

Si es así, añadió Gandy, “entonces unos esfuerzos por sensibilizar el cerebro a la insulina, usando fármacos como la pioglitazona [Actos, un medicamento para la diabetes] tendrían sentido, y podría bien conducir a que el deterioro sea más lento”.

Giliberto recomendó una vida saludable como la mejor forma de mantener el azúcar en sangre bajo control, y quizá proteger la salud mental.

“Aumentar nuestra salud al reducir las grasas, reducir el azúcar y mejorar la resistencia a la insulina podría aminorar otros factores de riesgo, como la diabetes, de la susceptibilidad a la enfermedad de Alzheimer y el deterioro mental”, aseguró Giliberto.

¿Qué es el SmartGuard?

Sigo de cerca a Aurora Torralba, pues hace un detalle exhaustivo de lo que significa vivir con la nueva tecnología y los beneficios que nos ofrecen estos avances avances.

En esta ocasión nos habla sobre el #SmartGuard:

Y lo explica con mucha claridad Aurora:

“Como se puede ver el sistema lo que hace es detectar la tendencia a la bajada, en este caso “la alarma” saltaría en un nivel de 105 mg/dL (línea amarilla) y se pondría en funcionamiento la suspensión automática de la insulina basal, es decir, la que en múltiples dosis se traduciría por #Lantus o #Levemir por ejemplo.

smartguard blogdepilar

Lo que ocasiona la suspensión de la insulina es evitar la bajada el picado hacia la hipoglucemia, que se ve reflejado por la línea azul. La suspensión tiene un mínimo de 30 minutos, es decir, no volverá a activarse hasta pasado este mínimo de tiempo. Cuando el sensor refleja la tendencia ascendente y la vuelta a valores normales es cuando se reanuda también de forma automática sin tener que preocuparse por descuidos u olvidos que se suelen dar en la suspensión manual.

Como se puede leer en uno de los folletos informativos de Medtronic, en letra pequeña, sobre la suspensión antes de límete bajo dice “La función de suspensión dinámica está basada en determinados criterios: la glucosa del sensor debe estar a 70mg/dL del límete bajo, la predicción debe indicar 20 mg/dL por encima del límete bajo en un plazo de 30 minutos y la bomba no debe estár en periodo refractario” y sobre  la reanudación automática “La función de reanudación dinámica está basada en criterios prefijados: la glucosa del sensor debe estar a 20mg/dL por encima del límite bajo prefijado, la predicción debe indicar 40 mg/dL por encima en un plazo de 30 minutos y la bomba debe llevar suspendida al menos 30 minutos

Ya lo he enseñado en otras ocasiones, pero así es como se vería en el día a día

Hay una segunda opción, que ya se podía tener con la anterior bomba la Paradigm Minimed VEO, se trata de laSuspensión en límite bajo, en este caso suspende la administración de insulina cuando el valor de glucosa del sensorllega al límite bajo establecido o disminuye por debajo de él.

Para estas opciones tienes distintas alternativas de avisos, alerta antes del límite bajo, en el límite bajo o en la reanudación de basal. En mi caso le tengo desactivadas las alertas salvo cuando ya estoy en límite bajo, pero si que me avisa con una lucecita roja que parpadea en la suspensión y en la reanudación.

fuente: https://diabetesconhistoria.wordpress.com/

Bombas de insulina, sensores y Seguridad Social.

También, al igual que #AuroraTorralba , sigo impulsando que todos nos manifestemos reclamando este derecho que nos corresponde, y, a la larga, representa recortes de gastos importantes para nuestro sistema sanitario. Una diabetes bien controlada, previene complicaciones irremediables, y muy costosas!!. Ojalá esta petición se convierta en una realidad y “muy pronto”

Os dejo con Aurora Torralba:

Bombas de insulina, sensores y Seguridad Social.

Como algunos habréis leído y otros ya me habéis preguntado por distintos medios, mi experiencia con el Guardian 2 Link, el Enlite que junto con la bomba de insulina Minimed 640g forman elSistema Integrado con SmartGuard y monitorización continua de glucosa solo durará 64 días que terminarán el 15 de agosto.

¿Por qué solo estos días? bueno, esto es una prueba en la que me han dejado probar el nuevo sistema para poder contar mi experiencia, pero, desafortunadamente a día de hoy la Seguridad Social en España no cubre el gasto ni de sensores, los ahora tan sonados sistema flash ni ningún sistema de monitorización continua.

Bueno, con alguna excepción los sensores no se financian más que en unos pocos centros para casos especiales. Por ejemplo en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid para embarazadas o mujeres que lo planifiquen y otros casos muy inestables.

Antes que nada, os quería dejar un enlace a una interesante entrevista al Dr. José Ramón Calle hecha por la Fundación para la Diabetes con fecha 1 de mayo de 2008 que recoge algunas preguntas y respuestas que nos pueden ayudar.

 ¿Cuánto cuesta una bomba de infusión continua de insulina? ¿Están financiadas por la seguridad social? ¿En todas las comunidades autónomas? ¿Cuánto cuesta ponerla por privado?

El 19 de marzo de 2004 apareció recogida en el BOE una Orden Ministerial de una semana antes en la que se decía que todo paciente que precisara la bomba debía recibirla con financiación completa por la Sanidad Pública, incluyendo el material desechable, siempre y cuando un especialista avalara que el paciente cumplía la indicación. Por tanto, desde esa fecha ninguna Comunidad Autónoma puede alegar que no la cubre (con anterioridad ya la pagaban algunas Comunidades). La mayoría de las aseguradoras médicas también las cubren, aunque con el preceptivo informe del experto. Dado su precio, que varía según los modelos pero que superaría los 6.000 euros de entrada más un material desechable cuyo coste varía según el tipo y según el número de recambios que se precisen, pero que superarán fácilmente los 120 euros mensuales, lo lógico es buscar la financiación externa. Lo que sí varía en las diferentes Comunidades e incluso en hospitales de la misma Autonomía es el nivel de exigencia. Los trámites burocráticos varían, a veces son prácticamente inmediatos y otras más engorrosos. En bastantes centros se establecen listas de espera aunque una urgencia como un embarazo mal controlado debiera “saltarse” dicha lista.

 Dr. Calle, me gustaría saber en qué aspectos se basa un endocrinólogo o pediatra-endocrino para recomendar poner una bomba a un niño o adolescente y si dicho criterio es el mismo que utilizan todos los especialistas (endocrinólogos y pediatras-endocrinos) de España. Por otro lado, me gustaría saber si todos los Hospitales (públicos) de tercer nivel deben disponer obligatoriamente de equipos formados en bombas de insulina a los niños y adolescentes. Se lo pregunto porque en Canarias no hay, de momento, un sólo Hospital que haya puesto una bomba de insulina a un niño (sólo conozco un caso de un adolescente. Lo más común es colocarlo a adultos con tipo 1 y, sobre todo, a embarazadas con diabetes tipo 1). Muchas Gracias. Fran (Tenerife)

Las indicaciones generales son comunes para todos los países y, dentro de España, para todas las Comunidades Autónomas, pero luego se pueden interpretar de manera diferente. Visto en sentido amplio, prácticamente todo diabético tipo 1 sería candidato, ya que es raro que un paciente no sufra variaciones bruscas en sus niveles de glucemia, no tenga tendencia a subir el azúcar coincidiendo con el amanecer (el llamado fenómeno del alba), hipoglucemias en la madrugada,… Incluso los que tienen hemoglobinas glucosiladas por debajo de 7 muchas veces es a expensas de hipoglucemias que les bajan la media. Entre los distintos países varía enormemente el número de portadores: mientras que en Estados Unidos más del 20% de tipo 1 las lleva, en España apenas llegamos al 1%, también por debajo de la media europea, lo que hace pensar que están infrautilizadas. Si consideramos que si un paciente no cumple los objetivos con el tratamiento intensivo convencional el paso siguiente es la bomba, es evidente que los porcentajes no coinciden, ya que desgraciadamente son bastante numerosos los pacientes mal controlados. También es cierto que el paciente precisa estar bien entrenado y que debe hacerse al menos 3 ó 4 determinaciones de glucosa capilar (en una gota de sangre del pulpejo del dedo); al mismo tiempo, se precisa infraestructura; idealmente, debiera haber un teléfono de 24 horas atendido por expertos (médicos, además del teléfono de asistencia técnica) y consultas específicas para estos pacientes llevadas por profesionales entrenados, lo que no siempre es posible por la sobrecarga asistencial. En grandes ciudades es más sencillo formar grupos especialmente dedicados al tema, pero en sitios más pequeños muchas veces se prefiere derivar a un centro de referencia. En Canarias, en concreto, es cierto que no está demasiado extendido su uso y es apenas anecdótico en la edad pediátrica. Posiblemente sería preferible una coordinación con algún grupo de adultos. En Tenerife podríamos citar al grupo del Dr. Morcillo, del Hospital Universitario, y en Las Palmas al Dr. Boroná y a la Dra. Wagner, del Insular.

Recomiendo a todo el que esté interesado en ponerse a sí mismo o a algún familiar como pudieran ser niños o adolescentes la lectura de esta interesante entrevista. Os enlazo también eldocumento del BOE del 14 de marzo de 2004 sobre la Autorización para financiar con fondos públicos bombas de insulina y los criterios para su implementación.

Actualmente empiezan a surgir peticiones para incluir los nuevos avances dentro de la Seguridad Social, sería necesaria una revisión que incluyese estos sistemas y que además incluyera a todos los pacientes, no solo a los que lo precisen como medida en casos muy complicados o situaciones especiales.

Termino hoy con esta reflexión que espero que en el futuro se convierta en una realidad.

https://diabetesconhistoria.wordpress.com/

Estudio halla más evidencia de la relación entre el sedentarismo y la diabetes

Estudio halla más evidencia de la relación entre el sedentarismo y la diabetes
(Reuters Health) – Las personas que permanecen inactivas durante horas al final de cada día serían más propensas a desarrollar diabetes que aquellas que destinan más tiempo amoverse, confirma un estudio.

Un equipo de investigadores que le proporcionó aceleró metros a unas 2.000 personas para monitorear sus movimientos detectó cinco años después que las personas sin actividad física durante 10 horas o más tenían cuatro veces más riesgo de desarrollar diabetes que aquellas inactivas durante menos de seis horas por día.

“Estamos empezando a pensar que el sedentarismo es algo distinto a no hacer ejercicio”, dijo la autora principal, Bethany Barone Gibbs, investigadora especializada en salud y actividad física de la University of Pittsburgh.

“Una persona que corre 30 minutos todos los días puede permanecer sentada 15 horas por día en el trabajo, los traslados y en el hogar sin que se la considere físicamente activa, sino también bastante sedentaria”, señaló.

Por otro lado, una persona que se dedica a la limpieza y que no hace ejercicio, pero pasa casi todo el día de pie con una actividad física leve, sería inactiva, pero con muy bajo sedentarismo”, agregó la experta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que uno década 10 adultos es diabético y la mayoría tiene diabetes tipo 2,que está asociada con la obesidad y el envejecimiento.

En la revista Diabetes Care, el equipo de Gibbs publica los resultados de una exploración sobre el nexo entre la inactividad y la diabetes en 2.027 personas de entre 38 y 50 años con sobrepeso.

A diferencia de los participantes que pasaban menos de seis horas diarias sin hacer ningún tipo de actividad, los que estaban inactivos durante por lo menos 10 horas por día tenían dos veces más posibilidad de desarrollar intolerancia a la glucosa, que a menudo se transforma en diabetes.

Gibbs señaló como una limitación del estudio que el equipo evaluó el nivel de actividad física una sola vez al inicio del estudio, lo que impide determinar si los patrones de sedentarismo cambiaron en el tiempo.

sedentarismo y diabetes ADISA MADRID.jpg 2

Además, y como el diseño del estudio no distinguía entre pasar tiempo sentados o parados, tampoco se pudo establecer una distinción entre los resultados asociados con esas dos posturas,según opinó Mark Hamer, especialista en ejercicio físico del University College de Londres.

Hamer agregó que también es posible que las personas obesas (la obesidad es un factor de riesgo  de la diabetes) pasaran más tiempo sentadas porque no podían moverse. Y consideró que la investigación no describe qué hacían los participantes mientras estaban sentados, lo que influiría en el aumento de peso o el riesgo de diabetes.

FUENTE: Diabetes Care, online 8 de julio del 2015

Por Lisa Rapaport

Parche de glucagón

Parche de glucagón

Desde hace muchos años, las empresas intentan con sus tratamientos e investigaciones minimizar de alguna forma el impacto que tienen en las personas con diabetes. Sobre todo en el terreno que da más fama a la diabetes: las inyecciones. Especialmente las más famosas; insulina y glucagón. Y es sobre esta última hormona sobre la que está trabajando la empresa Zosano Pharma, que ha desarrollado un parche desechable que realiza la misma función que el famoso kit naranja de glucagón que todos conocemos y que debe administrarse a las personas con diabetes que sufren una hipoglucemia severa. Un modo de administración del glucagón y un proceso que no todos aciertan a realizar correctamente en esos momentos de nervios, tensión e inexperiencia, pues quienes administran el glucagón a un diabético desconocen en muchos casos el procedimiento o las particularidades de estos productos y procesos.

Detalle del funcionamiento del parche de glucagón ZP Patch de Zosano

El parche de glucagón ZP Patch es del tamaño de una moneda. Se adhiere a la piel mediante un aplicador similar al que conocemos de algunos sensores de glucemia y a través de las microagujas que incorpora, puede elevar la glucosa y -según afirman sus creadores- recuperar a la persona de su hipoglucemia tan rápido como un kit tradicional de glucagón inyectado. Pero de un modo mucho más incruento, menos intimidante para todos y sobre todo, fácil y seguro de administrar. Actualmente se encuentra en fase 2 de ensayos clínicos y está siendo comparado con un kit de glucagón inyectado para probar si realmente es tan eficaz como este último. Si las pruebas son válidas, pasaría ya a la fase 3, previa a la solicitud de autorización a la FDA para su comercialización.

Modo de aplicación del parche de glucagón ZP Patch

El parche de glucagón ZP Patch no necesita ser refrigerado, por lo que puede ser llevado con comodidad y discreción por cualquier persona con diabetes a cualquier parte. Sin duda, una interesante alternativa que presenta estas principales ventajas:

  • Evita la administración incorrecta del glucagón inyectado por desconocimiento del procedimiento.
  • Ausencia de miedo a la colocación por parte de la persona que lo administra.
  • Más facilidad para llevar siempre encima el glucagón en parche y por tanto, más seguridad para la persona con diabetes

Actualmente, además de este parche de glucagón desarrollado por Zosano Pharma, hay otras interesantes vías de trabajo sobre nuevas formas de administración de glucagón. Algunas de ellas muy próximas a su comercialización. Entre ellas las del glucagón inhalado Locemia (comentado en este blog), o las mini-dosis de Xeris, o los inyectables a temperatura ambiente de Biodel.

Fuente: DiaTribe